lunes, 3 de septiembre de 2018

De maestro a escritor, una apuesta literaria por una niñez intercultural




Siempre me gustó escribir, desde pequeño escribía cartas a mis padres cuando viajaban o para fechas importantes. Luego descubrí la poesía e intenté escribir algunas, pero sin mucha idea de lo que implicaba. Lo más en serio que recuerdo es una que mandé para un concurso Nacional de poesía escolar sobre los árboles organizada por la Municipalidad de San Isidro en Lima,  quizá era 1986 o quizá 87. Eran años difíciles para el Perú, con un presidente treintañero vivíamos la época de las colas para alcanzar comida básica como arroz, azúcar o la famosa leche ENCI, la falta de agua, y los paquetazos. Nuestra moneda dejó de ser el SOL y se llamó INTI que solo duro unos años… entre 88 y 89 escribí mucho en genero  de poesía y también epistolar. Ahora casi 30 años después me estrené como escritor de cuentos para niños.
Este proyecto Los Relatos del TIO MAENI comenzó hace muchos años… digamos que como parte de mi etapa de aprendiz de lector a los 13 años me leí los cuentos andinos de Enrique López Albujar, años después me tocó ser profesor de uno de sus nietos, todo un honor para mí estar con uno de los herederos por quien gracias a sus letras me acerqué a sombríos relatos de jarjachas y cabezas voladoras. Ya en la universidad conocí mejor a Arguedas y me identifiqué con su tragedia y sus sinceras búsquedas de lo nuestro… andino y mestizo, tayta y misti… Siendo arequipeño el nombre de mi Apu principal empezó a tener otra connotación, mi Arequipa no solo tenia al Misti como Apu, sino que era la tierra de los mistis, de los "patrones" y así fui descubriendo y comprendiendo nuestra larga historia de inequidad instalada desde la colonia o quizá antes, pero definitivamente con la colonia nuestro mundo se dividió y aun no lo podemos zurcir con ese remallado invisible que solo manos diestras y corazón amplio pueden hacer.

Debo mencionar que en mi época de universitario también escribí y mucho, de hecho lo más importante para mí, más que los exámenes y las lecturas interminables de historia, literatura y filosofía, era escribir ensayos o trabajos de creación propia. Recuerdo con mucho agrado mi trabajo final para el curso de antropología filosófica, fue un breve tratado epistolar sobre los dilemas de la vida, o mi estudio sobre el personaje del Opa en la literatura de Arguedas, o el visionario estudio sobre la locura de Hamlet que me llevó a conocer al genial maestro de la genealogía y el perspectivismo Michael Foucault. Debo mencionar  también uno de los escritos pioneros en mi interés sobre asuntos interculturales, mi ensayo sobre la España del siglo XI al XII su esplendoroso Califato de Córdoba y la pacífica convivencia entre musulmanes, judíos y cristianos. Quién sabe si en mi próxima y pronta vejez me anime a pulir alguno de esos estudios.

Bueno, entonces mi labor de escritor tiene cierta data, pero más de corte académico algunos de los cuales fueron publicados como artículos educativos o de “filopedagosofía”. Pero ¿cómo así llegué a la literatura infantil?.  Debo confesar una verdad que pocos conocen, pero que anida como una herida abierta en lo más hondo de mi espíritu. Hay un angelito en mi vida a quien estan dedicadas estas historias que quizá no pude contar en vivo y en directo, pero es ella mi primera gran inspiración, y que luego fue tomando rostros de niños concretos mis queridos sobrinos, mis alumnos y ahora mis colegas docentes.

Los Relatos del Tío Maeni recogen y reinventan historias de mis viajes por diversas regiones del país, en las que adrede y con total alevosía y premeditación utilizo frases o vocabulario en lenguas originarias peruanas, lenguas de pueblos y personas que viven y vivieron en estas tierras hace cientos de años y que formas parte de lo que somos y que hemos negado por siglos, lenguas con las que nuestros ancestros aprendieron a nombrar el mundo, su entorno natural y sus vivencias, lenguas que nos abren a mundos que aún están ahí, formas de ver y sentir el mundo que espero las nuevas generaciones puedan acceder de manera más natural . Además, este personaje medio tierno y salvaje, asume la voz de los animales, del bosque, de los seres que acompañan las cosmogonías,  cosmovisiones y cosmoaudiciones, cosmopapitaciones… formas de ver y ordenar el mundo. Esa es la apuesta intercultural, empezar a acercar a los niños y jóvenes a esta diversidad.

Los Relatos del Tío Maeni, son solo relatos, no aspiran a un formato literario de cuento, novela o fábula, son relatos, quizá algo enredados a veces,  que remiten a memoria, experiencia, territorio, fuerza, emoción y enseñanza. Estos relatos reinventan historias o anécdotas de su autor, de los viajes y encuentros con personas de todo el Perú. Como parte de la apuesta formativa reparan también en temas ambientales y trae mensajes intencionales para cuidar la “casa común”y sintonizar de otra manera con el mundo, con cariño, con cercanía afectiva y con algo de magia, porque no solo debemos quedarnos con las formas mágico religiosas traídas por los colonizadores, aquí en nuestras montañas y cañones profundos, o en nuestra llanura amazónica hay mucho por descubrir. Gracias a los excelentes dibujos de Mario Rivas Chipana hemos logrado concluir la primera serie de 5 relatos ambientados entre Cusco y Lambayeque. Es una serie que tiene previstas 3 entregas de 5 cada una con relatos de al menos 10 lugares diferentes. Ojala nos de la vida para concluirla.

¿Quiénes son los lectores de los Relatos del Tio Maeni?, principalmente son los niños, pero a muchos adultos también les ayudaría leerlos, pues seguramente desconocen aspectos básicos de nuestra realidad diversa y única. Son relatos a veces duros a veces profundos y complejos pues buscan iniciar a los mas pequeños en el conocimiento de valores, creencias, formas de vida y de ver el mundo de nuestros  pueblos y sintonizar con nuestras raíces hoy deterioradas por al TV basura y las migraciones de pueblos enteros a las ciudades en busca de“aprender más cultura”. Estos relatos intentarán que nuestra niñez y juventud cuestione lo que nos ofrece este sistema y con la esperanza de que podamos cambiar un poco el rumbo, asume tercamente que en nuestro mundo hay una racionalidad que nuestra prepotencia “homo sapies” aun no descubre.

.

sábado, 20 de agosto de 2016

Preguntas y más preguntas sobre el presente y futuro de nuestras lenguas minorizadas
Entre marzo y julio del presente año 2016 conocí y compartí experiencias increíbles con Fidel, Talit, Arcibiades, Gimmer, Don Meneleo y Marbelit, dos generaciones del pueblo Shiwilu, un pueblo amazónico cuya lengua se está perdiendo porque los niños ya no la aprenden ni de sus padres ni de sus abuelos que son los únicos que aun la hablan.
El shiwilu, es un pueblo algo aislado en la zona de Alto Amazonas pero con una historia inmensa de intercambios y de vida pacifica cerca del Rio Aipena.

La Gaceta Cultural del Ministerio de Cultura público un breve artículo sobre este logro cultural del pueblo al declarar su lengua patrimonio de la nación, siendo esta la primera lengua originaria que logra este reconocimiento y que a la larga significará que desde el Estado se incentiven acciones.


Algunas preguntas que me dejan este trabajo: ¿Cuánto puede lograr un Estado poco convencido del valor de la cultura para el desarrollo en recuperar una lengua indígena? ¿Qué ganan los shiwilu recuperando su lengua si su territorio está seriamente amenazado por colonos y líderes de turno que no comprenden el sistema al que se rinden ni las propuestas de los pueblos amazónicos? ¿Cuántas veces más volveremos a probar la chicha punta, propia de los shiwilu?
Aqui una foto histórica, primer aeropuerto del Perú con señalética en lengua de la zona (shiwilu), aerodromo de Jeberos, Alto Amazonas-Loreto.

martes, 1 de marzo de 2016

Tengo el orgullo de ser indígena y soy feliz

Varias veces me han preguntado cómo empecé a trabajar en temas de interculturalidad y pueblos indígenas. La “culpable” es mi profesora de Introducción a la Antropología en la Universidad, la querida y recordada China Muñoz. Ella en 1993 nos dejó varias lecturas para escoger y dar un control y yo escogí una sobre la danza de los majeños, una danza muy particular en la fiesta del Carmen de Paucartambo. ¿Por qué la elegí?, muy simple, mi familia paterna, los Vásquez son del Valle de Majes en Arequipa. Iluso yo crei que encontraría en esa lectura relaciones con mi familia. De hecho en una primera lectura no aparecieron, pero de pronto cuando vi imágenes de la danza, automáticamente vi en sus personajes robustos y ebrios a varias generaciones de tíos y parientes. Pero ¿qué hacían ellos en Paucartambo, en esta fiesta tan importante en la frontera andina de Cusco con la Amazonia?, pues ellos son parte de los que le bailan a la Virgen.

Bueno, volviendo al tema. Hice un ensayo sobre esa lectura donde relaté un poco estos descubrimientos: mi familia, mis antepasados eran mucho más de lo que yo veía o comprendía en las fiestas de la cruz, o en las largas faenas de pisa de uva para hacer pisco o vino. Mis raíces majeñas, mi propio mestizaje me fue llevando a mi raíces andinas y quechuas.
Ciertamente yo nací en la ciudad de Arequipa en el Hospital del Seguro Social, crecí en la Montañita y luego en Umacollo y Tahuaycani (nombres nada hispanos) y he vivido ahí hasta los 16 años. Siempre viajando al año unas 5 veces a visitar a mi familia de Majes. Siempre en ese ir y venir de lo urbano a lo rural; por eso es que comprendo muy bien, desde mi propia vivencia, las asimetrías que nos han marcado la vida a millones de peruanos. Estudié en un colegio público, pero regentado por religiosos, es decir casi privado, con una larga tradición de excelencia. Siempre me sentí urbano, entre andino y del valle cálido de Majes, con fuertes sentimientos hacia mi pasado. De hecho mis parientes por el lado materno, son de la misma ciudad de Arequipa, con larga tradición characata o mejor dicho de Cayma y Cerro Colorado y de parte de ellos, mi herencia hispánica, mestiza es también muy fuerte.

Sin embargo, luego de casi 25 años, tengo el orgullo de sentirme indígena, quechua de alma y costumbres. Quizá no hable la lengua de mis ancestros que pudo ser el quechua o el puquina, pero hay muchas palabras en mi castellano regional que son de alguna de estas lenguas. En el año 1995, hace ya 21 años, decidí aprender en Cusco algo de quechua y comprendí mucho de mi dualidad, de mi falta de vocabulario para expresar lo que siento y de las particularidades y riqueza léxica del runa simi. Debo decir que uno puede ser quechua sin hablar la lengua. Algunos quizá piensen que solo busco legitimar algo, la verdad es que no, simplemente estoy redescubriendo mi esencia.

¿Qué me permite reconocerme indígena?, simple, para mí una ceremonia a la Pachamama, no es algo de otros, o de ellos, los indios o cholos, es algo mío. La casa de mis padres donde crecí, se construyó con dos ceremonias a la Pachamama. Mi familia celebra la fiesta de cruces con una cruz familiar, y pregunto, ¿cuántos guardan o conservan esta tradición?. Mis abuelos, encargaron a  Jesús de los cristianos y a los apus del valle, el bienestar de sus hijos, y nosotros año a año nos juntamos para celebrar esa bendición. En mi familia se cura el susto con huevo y con cuy, se cura el frío con soplos y fuego, se lee la coca. He comido watia en la chacra de mis abuelos y he visto recoger camarones con trampas de río tejidas en caña. Mi familia guarda un especial cariño y respeto por nuestros difuntos que hasta ahora nos acompañan. Algunas de estas prácticas quizá se estén perdiendo, pero yo las tengo y las siento mías y por ellas me siento quechua, me siento andino.

A pesar de mi sólida formación cristiana, hoy puedo decir que mis raíces espirituales son mucho más antiguas, tanto como los glaciares del Chachani y las aguas del Colca y del Andamayo. Soy quechua, soy indio y soy hispano también, y hago esta declaración de identidad, para que algunos entiendan que pese a vivir ahora en Lima y estar aportando a mejorar la gestión pública, tengo el orgullo de ser indígena y soy  feliz. Serlo y sentirlo me hace único, me hace peruano y me permite proponer acciones que quizá a otros muy bien intencionados no se les ocurra, porque no tienen este acervo cultural que a mí me enorgullece atesorar y que me permite comprender y sintonizar con millones de peruanos que viven o han vivido esto, con menos conciencia, pero con el mismo desgarro y la misma profundidad.

domingo, 21 de febrero de 2016

FUERZA Y CONVICCIÓN PARA SEGUIR RESISTIENDO CONTRA TODA INDIFERENCIA, INCOMPETENCIA E IGNORANCIA SOBRE NUESTROS PUEBLOS SUS LENGUAS Y SU FUTURO- 21 de Febrero Día Internacional de la lengua materna

Hoy es un día importante para más de 4 millones de peruanos y peruanas que hablan una lengua indígena u originaria y para otros tantos cientos o miles que, como yo, por razones históricas, políticas y sociales, nos negaron ese derecho a heredar una de nuestras más de 50 lenguas originarias de estas tierras. Quisiera saludarlos desde aquí, este blog algo olvidado, pero muy personal, por tantos siglos de resistencia, para seguir empujando contra quienes creen que dependen del Estado para mantener vivas sus raíces, y contra quienes solo aparentan apoyarnos, pero en la práctica no hacen nada y solo piensa en sus propios beneficios. Demostrar contra quienes creen que no se puede, que aquí estamos vivos y luchando para heredar nuestra alma, nuestras formas propias y únicas de ver el mundo, nuestras formas de ser y sentir, en suma, nuestras lenguas.

Estamos en un tiempo crucial, muy importante para nuestros pueblos e identidades, el mundo y nuestro país en particular es cada vez más sensible a lo que somos, diversos y cada vez comprendemos mejor la importancia de respetarnos, amarnos y desarrollarnos en nuestra diversidad. No es solo tolerar, es gestionar nuestras relaciones sociales con inteligencia y aprender a convivir y compartir sin perder lo propio, lo único, lo valioso.

Saludo el esfuerzo que viene haciendo la Dirección de Lenguas Indigenas (DLI)  en el proceso de Reglamentación de la Ley 29735,  que es de vital importancia para la política de lenguas originarias. Lamento que se hayan retrasado tanto las decisiones al respecto. Reconozco que el avance en este tema es importantísimo y hacemos votos para su pronta aprobación vía Decreto Supremo. Del mismo modo esperamos que en los próximos meses se concreten varios pendientes que podrían consolidar el trabajo de este equipo y que favorecería mucho el proceso de implementación de Derechos Lingüísticos.

Lamento  que  haya en el Estado gente que aun no entiende el valor estratégico y sensible de las lenguas, por ello me sorprende que el Mapa Sonoro Estadístico de las Lenguas Indígenas, elaborado con el trabajo de la DLI y de la Oficina General de Tecnologías - OGTIC y que hizo ganar al sector  por primera vez el premio de Mejor Práctica de Gestión Publica, está invisibilizado cuando se debería difundir más en todas las instituciones posibles.

La DLI tiene un horizonte importante de crecimiento y creemos que se debe apoyar y ampliar este equipo para lograr sus metas. En una fecha importante como la de hoy, hace un año celebrábamos con el equipo de UNESCO Perú en el gran parque Huiracocha de San Juan de Lurigancho, una fiesta por las lenguas con más de 120 intérpretes y población local que fortalecían su trabajo en favor de sus derechos lingüísticos.(abajo el link)

Por todo ello, desde mi rol ciudadano consiente de mi compromiso con los pueblos indígenas, pido a las organizaciones de base y a los más de 4 millones de peruanos y peruanas hablantes de alguna de las 47 lenguas originarias del Perú, en el marco del mandato de la ley 29735, no permitan que un Estado que avanzó en la defensa de sus derechos lingüísticos ahora dé pasos para atrás. Le pedimos a las autoridades encargadas de estos temas que den prioridad al desarrollo de nuestras lenguas y de nuestras identidades y que fomenten una auténtica interculturalidad basada en la promoción de la diversidad y no solo de discursos o prácticas que refuerzan el centralismo.

Fotos (1) De derecha a izquierda: Raul (Quechua) Matizca (kukama), Tania (Maori-New Zeland),  Jose Antonio (Quechua Arequipa)
Foto (2) Equipo de la DLI Diciembre 2013

lunes, 18 de noviembre de 2013

Una educación politicamente correcta

Hace tiempo que quería compartir esta publicación del 2009, en la revista N° 72 de TAREA ... después de algunos años suscribo lo que ahí escribí.

Sobre Educación Intercultural...

EDUCACION INTERCULTURAL CON Y PARA TODOS Y TODAS... implica también una lengua

   Hay quienes piensan que es posible ser intercultural sin acceder a una lengua diferente, yo considero que esa es una ruta incompleta de la interculturalidad, una ruta cómoda, pero no total, sutil, pero no arriesgada. Entrar en el universo de la lengua implica navegar en un universo de nuevos significados que seguramente cuestionarían algunas de nuestras certezas. Yo prefiero vivir esa osadía de la libertad sobre todo si encontrarme en el otro me lleva reencontrar nuestra esencia.

Primeras constataciones 
a.  Ante la diversidad cultural interna y la que experimentamos por el contacto con otros países, continentes o pueblos se plantean dos demandas, las de los propios pueblos indígenas originarios que buscan posicionarse en el escenario nacional y mundial,  y la de quienes no se sienten parte de un tradición cultural originaria de América pero si se sienten parte del Perú como la población afro peruana, como la de los llamados “criollos” o descendientes de europeos afincados en territorio nacional. Ser interculturales y educar las futuras generaciones con este enfoque supone atender ambas demandas y entenderla como una sola demanda para responder juntos a los desafíos de un desarrollo pertinente con identidad. Por ello cuando construimos este documento partimos desde estas dos demandas legítimas y plausibles que intentamos atender. Cada una plantea tareas, retos y tratamiento diferenciado en función de un análisis de la situación de la diversidad y de lo que se espera de ella.
b.  Las referencias al “con y para todos” en el título tienen un sentido de proceso que involucra a todos los que se espera iniciar en este enfoque. La EIT no tiene sentido si se convierte en una clase o una formula o un lineamiento, solo tendrá vigencia cuando las personas se sientan parte de este enfoque desde un compromiso personal y existencial, por eso es fundamental generar el CON para que sea un auténtico PARA todos.
c.   El Perú ha sido y sigue siendo un país multilingüe y pluricultural. Según el Censo del 2007 el total de personas que se reconocen bilingües asciende a 4’045,713, esta cifra total corresponde aproximadamente al 14% de la población nacional. De estos más de 4 millones el 83% son quechuas, 11% aimaras y 6% otros pueblos indígenas. A nivel de diversidad cultural el Ministerio de Cultura reconoce 53 pueblos originarios y 47 lenguas oficiales, 43 amazónicas y 4 andinas cuyos hablantes, se concentran en todas las regiones, en zonas rurales y urbanas. Entre las lenguas más habladas existen variantes dialectales reconocidas que abarcan una o más regiones. A está amplia diversidad se suma el pueblo afroperuano que representa  el 6% de la población nacional, y otros grupos minoritarios que mantienen su cultura e incluso su lengua como la colonia china, nipona, austriaca, judía italiana, etc.
d.   Luego de la llegada de los conquistadores europeos muchos de pueblos originarios desaparecieron por enfermedades y por el trato que recibieron de los españoles. También fueron traídos procedentes del continente africano, miles de personas para suplir parcialmente la demanda de mano de obra indígena. Este territorio ha recibido también sucesivas migraciones de China, Japón, Italia, Austria y otros países. Las relaciones que se establecieron entre esos distintos pueblos y sociedades configuraron una estratificación social bajo la hegemonía de un grupo de poder que conformaron el Estado Nación. Dicho proceso evidencia a la fecha formas de exclusión, de discriminación y subordinación de mentalidades y de formas sociales, económicas, religiosas, culturales y lingüísticas, locales o foráneas, diferentes a la hegemónica. Esta realidad de desigualdad se constata también en la educación, y ha sido el modelo educativo el que por décadas ha mantenido mecanismos de homogenización cultural y lingüística.
e.  En la actualidad presenciamos diversos problemas y desafíos vinculados con modelos económicos extractivos o formas de industrialización y comercio que afectan considerablemente el equilibrio ambiental, comprometen la seguridad alimentaria y la soberanía territorial y afectan a toda la población, especialmente a los pueblos originarios del país. Algunos de estos problemas podrían ser atendidos desde otras formas de vinculación con el entorno natural que los pueblos originarios andinos, amazónicos y algunos de la costa y de otras partes del mundo, aún mantienen vigente.
f.        Por ello se requiere visibilizar y desarrollar en todas las escuelas del paìs la diversidad cultural y lingüística coherente con la naturaleza, origen y actualidad nacional y con los alcances de la globalización que parta de la premisa de que “a mayor diversidad, mayores elementos para un buen vivir”. Se necesita que el Estado y la sociedad reconozcan y asuman positivamente al Perú como un país pluricultural y multilingüe y se comprometa a preservar y desarrollar esta diversidad, patrimonio y fuente de identidad nacional. Las aulas son el espacio privilegiado para fortalecer y difundir los principios que permitan la convivencia pacífica, el desarrollo con igualdad de oportunidades, el respeto y la asunción positiva de la diversidad cultural. Solo de esta forma todos los peruanos contribuiremos a revertir la exclusión y la discriminación que han caracterizado a la sociedad peruana.
g.  La diversidad cultural hoy se consagra no solo como un derecho, sino también y sobre todo como un recurso para la construcción de una sociedad democrática y un desarrollo del buen vivir acorde con nuestra particularidad y potencialidades; construcción que requiere de la transformación de la educación peruana. Actualmente, en el mundo del tercer milenio, globalizado en diversos aspectos, la diversidad y la heterogeneidad son consideradas como principio para el desarrollo social, cultural, político y económico, y se reconocen, como factores esenciales, el conocimiento y la capacidad de innovación desde la originalidad. Así, la gran diversidad geográfica, cultural y lingüística del Perú debiera ser vista como recurso y posibilidad de desarrollo del buen vivir en el seno de la actual sociedad de los conocimientos.
h.  En el Perú La diversidad cultural está presente ya en todas las regiones del país, en algunos casos se ha visibilizado y dinamizado con la masiva migración del campo a centros urbanos. Incluso en las ciudades se han recreado las identidades, esta realidad exige que la educación intercultural sea  para todos y todas (quienes son) y se constituya en una condición para construir el cambio de la sociedad peruana  y a la vez en un enfoque que promueva el encuentro de las diferentes culturas, a través de un diálogo horizontal y democrático, a partir del reconocimiento y valoración de la cultura propia. Este enfoque permite tomar conciencia de que vivimos en un mundo heterogéneo e inequitativo; y de que es indispensable una actuación antidiscriminatoria, crítica y transformadora de esta realidad.
i.  Una de las direcciones hacia las que apunta la educación intercultural para todos y todas es la superación de los prejuicios, los estereotipos, la discriminación y el racismo. Por esta razón, contribuye a la disminución de los conflictos socioculturales que suelen darse en las sociedades pluriculturales y particularmente en la escuela, cuando la diversidad no es asumida ni positiva ni creativamente.
j. La educación intercultural con y para todos y todas promueve el reconocimiento, aceptación y cultivo de “nuestra diversidad creativa”; esto significa asumir la pluriculturalidad como una realidad de hecho, pero que, sobre la base de valores compartidos y desde una perspectiva de complementariedad de voces y visiones, es capaz de  construir una sociedad más equitativa, justa, democrática y plural. La educación intercultural para todos y todas permite desarrollar competencias en múltiples sistemas de percepción, pensamiento y acción, así como aprender a desenvolverse en diversos entornos culturales y a aprovechar sus aportes y contenidos. En este sentido, constituye un requisito fundamental para el logro de un pensamiento crítico y pluralista.

k.  La EIT evidencia que la dinámica intercultural de doble vía, es decir que también los ciudadanos que no pertenecen a un pueblo originario, deben recoger los aportes de las sociedades indígenas u originarias para general alternativas de vida, nuevas tecnológicas, interacciones, más aun en tiempos de crisis  y de refundación del mundo.



viernes, 5 de julio de 2013

OPCION INTERCULTURAL, CONTRA TODO FUNDAMENTALISMO... ¿qué le espera a la EIB en el Perú?

Hace ya un poco mas de 18 meses decidimos apoyar al equipo del GRAN CAMBIO del Ministerio de Educación para trabajar por la Educación Intercultural Bilingüe. Con un equipo muy decidido a trabajar por consolidar la EIB en el Perú y con el respaldo de todos para dar los pasos que el sistema requiere para no seguir relegando a los niños y niñas bilingües de una educación de calidad. A fines de marzo de este 2013 decidimos dar un paso al costado para atender temas personales de salud y de convicciones, ya que a pesar de la clarividencia del equipo del MINEDU en varios temas y de contar con un equipo A-1, en asuntos de atención a la diversidad y enfoque intercultural, mostraron  temor a dar pasos más que el PERU necesita. 

En estos temas hay muchos matices, a veces se piensa que tener una posición a favor de los menos atendidos, de los olvidados y de los subestimados, una posición crítica y descolonizadora, un posición transformadora es un "fundamentalismo". Me pregunto si los que creen ciegamente en ciertos principios neoliberales u homogenizantes no lo son también. La verdad es que todos tenemos posiciones, y tener una posición, no es fundamentalismo, es formación. Algunos preferimos ser mas honestos y  transparentar nuestras posiciones (quiza poco politicos), y personalmente, siempre me enseñaron en casa a decir lo que creo, lo que soy y lo que siento, por ello considero que tener una posición no me hace ni más ni menos, tampoco considero que es una posición cerrada, pues seria contraria a si misma, pero si es una posición condimentada con días, semanas, meses y años de trabajo en escuelas bilingües andinas y amazónicas y kms de recorrido por todas las regiones del Perú. Personalmente no tengo temor en decir que yo creo y apuesto por un país diverso y plural, donde lo indígena no solo tiene un lugar decorativo, o folclorico, (como aun se sigue viendo en diversos sectores) sino efectivo y transformador. Que nosotros, los que sentimos creer  tener la razón en todo, necesitamos aprender mucho mas de nuestros pueblos originarios, a quienes siempre postergamos y vemos con desdén. Aprender de su forma de relacionarse con el mundo, de valorar la vida, de comunicarse con palabras y silencios, de su intimidad con la naturaleza, de quererse, de conocer... en fin, hay tanto para aprender que por eso se propone una Escuela diferente. Pero lamentablemente se sigue prefiriendo lo pragmático e inmediatista, y aunque ya se tiene una mirada mas amplia de los procesos educativos,  se siguen utilizando  los resultados de la ECE como un referente definitivo para tomar decisiones fundamentales para el sistema. Definitivamente, como lo dije a penas llegue a la DIGEIBIR el actual diseño de la ECE no es válido para la EIB pues parte de  datos incompletos e instrumentos limitados por ende sus  resultados son inconsistentes e inválidos. Soy un convencido de que una buena evaluación ayuda a tomar decisiones, pero en EIB tenemos que dar primero algunos pasos antes de medir con la misma vara a todos... eso es equidad.

Se cree aun en muchas regiones y en Lima también, que los niños no deben desarrollar su lengua y cultura en la escuela, y se sigue tratando el currículo con una perspectiva homogenizante, creo que hay mucho desconocimiento detrás de esas posiciones, quizá con más formación podamos ver mejor la realidad.

Me apena ver que los grandes esfuerzos que hace la DIGEIBIR con un equipo de primera, no tienen el eco ni la llegada que debería en todas las otras instancias del MED, mas aun en un proceso de reforma que podría terminar por eliminar toda expresión clara de la diversidad cultural y lingüística en la estructura de la gestión. Se esta privilegiando la mirada tecnicista, cuando todos sabemos que en gestión lo que no se ve y no se lee, no se hace. Por ello la perspectiva "inclusiva" en la que pretenden situar la EIB, deja de lado  la perspectiva de derecho. Toda inclusión supone dos campos, el del excluido y el del que incluye... ¿con qué criterios nos atribuimos el rol de incluyentes? Quienes piensan que la inclusión es la solución a las asimetrías del país, se equivocan. En nuestro país no solo hay excluidos o incluidos, el Perú no tiene cohesión social, ni respecto a la diversidad, por lo tanto la solución no es la inclusión, sino la atención a la diversidad que no solo requiere una formula sistémica, sino COMPLEJA. 

¿Qué se puede esperar de la educación intercultural bilingüe en el Perú cuando  no haya ninguna instancia con la capacidad de liderar y asegurar la atención a esta población? Las decisiones aun no están tomadas, pero como sociedad civil, consciente y formada en estos temas, debemos ayudar a las hoy autoridades del MINEDU para revisar y replantear estos procesos.

El Perú requiere otra educación, requiere cambios pero estos cambios deben responder a nuestra realidad, a una lectura completa y cabal de la diversidad cultural y lingüística y de la descentralización, y no solo a la fragmentada mirada de algunos "decisores" que miran mas para afuera que para adentro. En un gobierno que intenta poner su centro en lo nuestro, en el Perú que todos amamos, la educación es fundamental; si seguimos con estos cambios que no tienen IDENTIDAD ni responden a todas las sangres, seguiremos lamentando resultados que arrastramos desde hace varios años y los millones invertidos en el supuesto cambio seguirán sin generar los resultados que todos queremos.